COSAS QUE OCURREN EN HORIZONTAL

20120627-155142.jpg

La vida horizontal, esta que vivimos cuando el gine nos dice, reposo absoluto es ab so lu to, aunque no lo parezca, no deja de tener sus emociones. A fin de cuentas, puedes hablar por teléfono, cacharrear con el ipad, iphone y demás veleidades que la bendita técnica ha puesto cerca de nuestras mesillas de noche. Yo además estoy armada con mi libro de Murakami, mi Vogue y la guía del bebe de Carlos González. Pero ayer me tuve que buscar un practicante de urgencia desde mi mundo horizontal. ¿Por dónde empiezas?, pues como diría Carmen Maura por tu seguro. Así que llamo a mi aseguradora y tras la típica agotadora sesión de “marque tal y cual botón, si llama para tal o cual cosa”, con los intervalos de la musiquita correspondiente, por fin me coge una amable señorita, para decirme! que ese no es el teléfono y me da otro en plan “tome nota”, sin ningún dolor de corazón. Cojo aire. Marco el otro con la oreja caliente y tras la retahíla de números y músicas de espera, en plan, marque tal y cual botón, si llama para tal o cual cosa, doy con un tipo que me dice que no es ahí, pero yo le convenzo de que sí es ahí. Le explico que me tienen que poner cuatro inyecciones en dos días con una lapso de 12 horas. Le explico que estoy embarazada y le explico que tengo riesgo de parto prematuro y le explico que las inyecciones son para que maduren los pulmones del bebe. Le cuento mi vida para que se le ablande el corazón. Me pone en espera un rato y cuando regresa, me contesta que se hace cargo de mi vida horizontal, pero que lo de las 12 horas no me lo puede asegurar. Le insisto con toda amabilidad, que mi ginecóloga ha sido tajante en el tema y él me insiste con toda su amabilidad que no dan ese servicio. Yo vuelvo a suplicar con más amabilidad si cabe, que se ha haga cargo y él me dice que ídem y que me puedo buscar otro practicante particular que ofrezca ese servicio concreto. – ¿Y dónde leches encuentro yo un practicante, si estoy aquí, tumbada en la cama con un bombo de ocho meses que no puedo ni mover?, (obsérvese como voy perdiendo dosis de amabilidad). Un bonito NO SÉ, es todo lo que me da por respuesta, y además me pone en espera con la musiquita de las narices. Me quedo mirando el techo, (porque es lo que se ve desde mi privilegiada posición) y entre lo mala que es la música, la quemazón del teléfono y lo preocupada que estoy por el bebe, unos lagrimones como botellas de Evian empiezan a rodar por las mejillas a grifo abierto, sin que pueda contenerlo, y en eso, que el tipo vuele. – Bueno, me dice, ¿quiere el practicante o lo anulo?. – Es, es, es, es que no sabe la semana que llevo, consigo decir hipando y moqueando como si tuviera 5 años. –Señora, por favor no llore, que no es bueno para el bebe. -¡Lo bueno para el bebe son las inyecciones!, rompiendo a llorar de todo. – Pero hombre no se ponga así, siento haberla alterado tanto. – Es que estoy muy preocupada y creo que estoy teniendo contracciones y no sé si el bebe está bien y necesito ponerme eso y… -¿Señora, sabe lo que vamos a hacer?, me interrumpe cambiando el tono, – Se lo voy a resolver yo personalmente, que conozco a alguien que lo puede hacer y encima mire, se lo va a pagar la aseguradora, ¿se queda más tranquila?.
Y así fue como descubrí que el ser humano es como decirlo…insondable, impredecible, quizá adorable. Pero lo mejor es que me di cuenta de una cosa. Tengo un nuevo super poder. Uno bueno bueno.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en EL EMBARAZO, EL PARTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a COSAS QUE OCURREN EN HORIZONTAL

  1. Deo Muñoz dijo:

    Hola, llego por recomendación de Bárbara Crespo, a la que sigo hace un montón. He estado leyendo alguna de tus entradas y me gusta tu forma de explicar las cosas. Vaya por delante que te deseo un final feliz y que pronto puedas tener a tu hija en brazos. Leyendo esta entrada he recordado que hace dos años, me encontré en una situación similar y necesité que me pincharan cortisona para madurar los pulmones de mi bebé. Fui a la farmacia y me dijeron que no tenían practicante y me derivaron a mi Centro de Asistencia Sanitaria. Una vez allí, les expliqué mi caso: estaba embarazada de mellizos y nos acabábamos de enterar que habíamos perdido a la niña y era necesario sí o sí que me pinchasen, porque estábamos en proceso de sacar al niño. Se negaron a pincharme, porque la petición del tratamiento venía de un médico privado, ¿qué más da? un médico es un médico, pero se negaron en rotundo. Llamé desesperada a mi ginecólogo y de casualidad me dijo que al día siguiente habría una prácticante en el centro y fue ella quien me pinchó. En mi caso, no acabó bien, pero ahora vuelvo a estar embarazada y muy ilusionada y deseando que llegue diciembre para tener a mi hija con nosotros.
    Después de todo, llego a la conclusión de que hay demasiadas normas absurdas y personas muy cerriles que son cómo burros, aunque leyendo tu experiencia, también las hay con empatía y sentido de la responsabilidad y de la justicia. Besos, te sigo leyendo.

    • Muchas gracias, cuanto siento lo de tu experiencia anterior, pero me alegro de que estés embarazada de nuevo, que bien. Y si, te entiendo no sabes cuanto, la gente es demasiado cerril y hay muy poco respeto por algunas normas básicas de la existencia como el sentido común y el humanismo. Parece mentira. Te mando un beso y mucho ánimo. En el próximo post contaré el final del parto, fue muy bonito. Mucha suerte. Seguro que ira fenomenal tu embarazo y tu parto y cuando tengas a tu maravilloso pequeño/a en brazos todo quedara muy lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s