El Cohete y la Teta:.

20121113-121939.jpg

Hace unos días estaba yo con mi pequeña J y una amiguísima mía, también mamífera y también recién parida, dando una vuelta por esa conocida tienda de “ropa sueca” que hay en Gran Vía. Buscábamos eso que se busca en estos momentos, ropa amplia que te sirva para dar de mamar, pero te estilice y disimule los “kilillos” que has cogido y te sirva para ahora y para después, impermeable al vómito de bebe y que además sea una ganga, (que encima, no parezca comprada en esa conocida cadena de “ropa sueca”), cuando a mi pequeña le entra un arranque de llanto. Tiene hambre, claro, que el mundo de la moda es muy duro con tres meses, y como le doy pecho a demanda, pues busco algún sitio por el interior de esa conocida tienda de “ropa sueca”, para darle de mamar. Como no veo dónde, le pregunto a una dependienta, (una moderna) dónde puedo dar de mamar a la pequeña, mientras mi niña berrea como una posesa, adorable eso sí, pero posesa. —¿De mamar? no, no sé si se puede…, —me suelta la pobre poniendo la misma cara que si le hubiera preguntado dónde puedo echar un poco de Ántrax. —Espere, — añade— que busco a la encargada. Mientras tanto mi chiquitina se va calentando, que el hambre es muy mala y gracias a Dios tiene buen saque, de forma que para cuando llega la encargada, (una antigua), mi adorable chiquitina parece un demonio de Tasmania (desde el respeto y la admiración a esas criaturas).
—Pues… no se qué decirle, me dice mirando a mi pobre J con la misma cara que se mira la Dos, —es que no tenemos costumbre… y a lo mejor le molesta a los clientes.
—¿Y en el probador?, —pregunto como si no hubiera escuchado lo que ha dicho… —En el probador es un poco raro ¿no?… —¿Y dónde los zapatos, ahora no hay nadie?… —dice mi amiga. —¿Allí? no se… La situación es tan insostenible, que J ha entrado en MayDay, así que tomo el mando y le digo con autoridad de madre: vale gracias voy al probador. Como un tiro, atravieso la tienda, dejando los maniquíes de Lana del Rey girando sobre sí mismos. Entro en el probador preparándome para cantar victoria y me encuentro que la señora de la limpieza está rociando el suelo con amoniaco del bueno bueno. A esas alturas la niña ha declarado una revolución contra mi camisa golpeando y tirando del sujetador. La miro. Unas enternecedoras mini lagrimitas ruedan por sus mejillas. Me siento tan mal, que le suelto un adiós a mi amiga de lado a lado de la tienda, y salgo por la puerta ante la atónita mirada de unas cuantas modernas, tres dependientas y mi amiga. Sin pensarlo, atravieso la Plaza de Callao dirección a esa conocida tienda francesa de “libros y discos”, llevando a la niña como una sartén caliente. La gente me mira como si estuviera loca, y yo como si nada, entro en el edificio y subo como un cohete a eso que llaman La Sala de Lactancia. ¿Y qué me encuentro?, me encuentro con que su famosa “Sala de Lactancia” es una baño sin inodoro, con una silla sin reposabrazos y por supuesto, ni rastro de cambiador, expendedora de pañales o algo parecido, viva el progreso. Dejo caer todo el peso de mi cuerpo en esa “metáfora de silla para dar de mamar”, y cuando me voy a abrir la camisa, me encuentro la teta fuera. Me miro al espejo. Ahí está. La niña dormida como un lirón, la camisa abierta y la teta al aire. Suelto un improperio contra mí misma y de golpe las cuatro horas que dormí anoche, caen como el marcador de un videojuego quedándose a cero. Me miro la teta y me pregunto ¿quién soy?, porque casi me preocupa más que la nena aún no haya comido que haber aireado la ubre por el centro de Madrid. En fin. No lo quiero ni pensar. Descanso la mirada sobre mi ángel, tan dormidita que ganas me dan de echar una cabezadita y olvidar todo el asunto. Pum pum, se abre la puerta. No gano para sustos. Un rubicundo y amable guiri, me pregunta si puede entrar a cambiar a su niña de tres años. Lo tiene crudo el pobre, pienso mientras abandono la sala para que entre, acostumbrado como estará a su Escandinavia natal dónde hay cambiadores en todos los baños de caballeros, cosa que aquí es… como una calle sin bares. En esta ciudad si eres padre y vas sólo con tu nena, ejem… pues no te queda otra que irte a Suecia a cambiar a la cría. En fin, que me desvío, cojo el ascensor, salgo a Preciados, (esta vez con la camisa abrochada) y me voy hacia el coche con mi ángel. El sol brilla como en una mañana de primavera. Al poner un pie en el parking J abre los ojos, esos ojos nuevos que quieren saberlo todo. La miro y me mira como si entendiera, como si este mundo fuera descifrable. Nos sonreímos. —Mira en lo que me has convertido, amor—le digo muy bajito. Entro en el coche, desabotono mi camisa y suspiro profundamente, no se cómo pero al final, siempre acabo dándole de mamar en el coche.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en Attachment Parenting, el bebé tambien es un maímefero, EL PUERPERIO, LA TETA, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a El Cohete y la Teta:.

  1. Me ha echo llorar de la impotencia y la frustración. ¿Como que “si molesta a los clientes?” ¿Como que “no sé si se puede?” ¿Pero esta cadena no vende ropa de lactancia? Claro, es que la cadena es sueca, pero el personal es ESPAÑOL. Mira, yo cuando necesitaba lactar es que ya ni preguntaba…me iba directamente al probador, me metía dentro y a lactar. ¡No pidas permiso! Es un derecho. Y si no te dejan lactar, que llamen a la policía…y tú llamas a los medios de comunicación…la mala imagen que les genera y salir en la prensa con publicidad negativa hará que se lo piensen. Ya verás cuando lleguen las noticias a la central sueca 😀
    Tú pides permiso porque eres educada, y porque vas a ocupar un probador que a ellos les reporta posibles pérdidas en ventas…muy bien, pues eso lo tienen que solucionar ellos metiendo una zona de lactancia. Si ellos no se preocupan por tí, por que tienes qué preocuparte tú por ellos? ¡Y tú también eres cliente! Tú estabas buscando ropa de lactancia…pues te metes con unas cuantas camisetas “para probártelas” y de paso para lactar al niño, pero no tienes por qué dar explicaciones….ufffffffffff perdona si me enciendo pero es que me parece muy fuerte que pongan en cuestión la alimentación de un bebé. Cuando el bebé tiene hambre, el bebé es prioritario. No le des en el coche, sino donde tu bebé lo necesite. Sé que Madrid es una ciudad muy pija, por lo que me han dicho amigos que son de ahi y otros que han vivido ahi, y de muchas apariencias y tal…pero una cosa es ser formal y otra deshumanizado.
    Perdona por el parrafón…y ánimo con tu lactancia!!! Estoy contigo

    • Gracias por tus ánimos, tienes toda la razón, así se aprende. Lo cierto es que Madrid y la gente no está preparada, somos muy paletos, la verdad. Una amiga mía, que no es madre, pero es una tía maja, me contaba horrorizada que el otro día en un restaurante carisísimo de moda de Madrid, una mujer se sacó la teta y se la dio a su hija, que se estaba comiendo unos espaguetis, y le parecía lo peor.
      Lo malo es que aquí somos snobs y paletos, la peor combinación de todas. Tu vas por Europa, y sacarse la teta es de lo más natural, en Alemania, Holanda, Suecia… Los países socialmente avanzados. Mientras aquí, tenemos un complejo de pijos y nuevos guais, en general, insoportable. Mi amiga es un cielo, pero es una tía sin hijos, le dije que cuando fuera madre lo entendería, como le pasa a mucha gente por desgracia. Madredelcordero, 1000000 Gracias x cierto me encanta tu Nombre, es genial! Gracias por los ánimos

  2. patricia dijo:

    Me parece increible tener que escuchar cosas asi pienso que cada mama somos libre de lactar a nueatros bebes o no.No entiendo porque las mamas que dan biberon sea por la ciscustancia que sea nos dicen cuando son mayores la leche no les alimenta que nos utilizan cono chupete ect ect.Todavia enganchao dicen asustadas ?parece que estamos haciendo algo malo.yo tengo 4 niños mi nebe de 10 meses todavia mama y estamos los dos encantadisimos lo mas comodo lo mas higienico lo mas economico que en los tiempos que corren es mucho y para mi particularmente lo mejor y que cada una haga lo que quiera con su bebe.

    • Completamente de acuerdo. La gente se asusta mas si te sacas una teta que si sacaras una pistola. Es perfecto dar de mamar a tu bebe de 10 meses sobre todo para él, que es lo más importante. Un beso grande y gracias por compartir tu experiencia

  3. ayla dijo:

    A mi esas cosas me pasaron una vez para la siguiente espabile. Yo no pregunto, saco la teta y alimento a mi hija. Sino con tres lactancia, dos prolongadas la otra en proceso no habría salido de casa o del coche. Ahora ya amamanto mientras porteo y todo. Nadie se ha atrevido a decirme nada pero hay del pobre temerario que algún día me suelte algo de que puedo molestar o tontería similar…uf habrá despertado a la mamiferas leona.

  4. Anónimo dijo:

    Hola
    Yo también soy una mamífera leonísima y te aconsejo lo que las demás: no preguntes, saca la teta, dispara,sonríe y chis pun. En general , la gente se queda tan cortada, que ni te mira cuando amamantas. Nadie va a interrumpir a una mamífera mientras sonríe a su cachorro con la teta fuera. Recuerdo un día en el probador de hombres de esa tienda sueca, dando de amamantar a mi pequeño mientras mi marido se probaba ropa y todos tan contentos: me refiero a mi marido, a mi hijo y a mi, claro. El chico del probador miraba de reojo pero nadie me dijo ni mu.
    Al principio nos cuesta apañarnos y necesitamos un lugar cómodo pero ya verás que cada vez es mas fácil y se tarda menos , y pronto lo harás haciendo el pino puente, mientras comes o sentada en unas escaleras.
    Imagínate la cara que ponen cuando saco la teta y mi hijo que tiene 14 meses … quiero decir, cuando mi hijo me saca la teta y se la zampa. Pero bueno, lo de la edad del destete es otra historia…
    Por suerte todo esto está cambiando y somos cada vez mas las madres y los padres que tenemos conciencia de lo importante que es la lactancia. Por suerte, mi león está al cien por cien comprometido con el mundo de la teta.
    Gracias por compartir, me río muchísimo con tus relatos y el concepto del cohete …jajaja. cuantas veces he salido disparada de un sitio!!!!! y no solo para dar la teta, sino porque el lugar no molaba para estar con mi retoño, por el ruido, por la gente…Yo también dejé de hacer anuncios para sumergirme en el mundo de la crianza y aquí sigo, haciendo lo que puedo, que no es poco.
    Un beso.

    • jajaja, otra mamífera publicitaria, bién por ti y sobre todo bien por aguantar en las trincheras de la lactancia y de la maternidad contracorreinte, cada vez somos más, gracias por los ánimos y viva el compromiso con el mundo de la teta caiga quien caiga
      Un abrazo

  5. Tremendo el tema de las salas de lactancia… Hace pocas semanas, en esa misma tienda sueca tuve que sacarme la teta y sentarme en un escalón ante la atónita mirada de empleadas/os y clientas…

    • Bien por nosotras! Habría que hacer algo así como una gran tetada en la puerta de algunos establecimientos, jajaja, no es posible que una parte del cuerpo tan expuesta en gráficas publicitarias y portadas de revistas de esas que te encuentras en cualquier Vips, una parte del cuerpo ultraexpuesta en playas o piscinas, que te salta a la cara en el primer baner, a nada que buceas un poco por google, asuste tanto a la gente, cuando la ven en directo, por la calle, o en un restaurante, hay algo un poco degenerado en ello, volvemos a la doble moral. Si la de Pamela Anderson, desde el respeto y la admiración, está hasta en la sopa, por qué las nuestras no?

  6. Yazmina dijo:

    Sé que ahora podrá parecerte increíble, pero en tres días están tu cachorrita y tú tuteando mientras la porteas. Todo llega al golpito. Ella te llevará irremediablemente por ese y otros caminos no transitados. Cómo me acordé de nuestros inicios hasta que me di cuenta que había lugares que no eran para nosotras. Bufff.

    Un abrazo de otra mamífera

  7. regina dijo:

    Más sufre el que ve que el que “enseña”.

  8. Deo Muñoz dijo:

    Buff, vaya entrada y vaya comentarios. Yo soy una nueva mamífera. Mi hija tenía que haber nacido esta semana, pero decidió que con 36 semanas de gestación ya tenía suficiente, así que hoy cumple un mes y un día. Para mí, dar el pecho es un derecho de la madre y del bebé. Sí que es cierto que haya lugares más apropiados que otros pero cuando el bebé tiene hambre se para el mundo. Yo llevo poco tiempo dando de mamar y es un tema que me preocupa, pues no sé si tengo suficiente leche (todavía voy con el suplemento), sigo buscando la posición más cómoda (tumbada es la mejor) y las pocas veces que he salido, tengo que preocuparme si molestaré al de al lado (o la de al lado) si me saco la teta, cuando realmente tener la teta fuera es un estado más de mi día a día. Mientras estuvimos en prematuros, dar el pecho delante de madres, padres, médicos, enfermeras y todas las familias que miraban a través del cristal era algo muy natural y nadie se sentía ofendido, pero en cuanto sales a la calle… eso cambia.
    Realmente no estamos preparados para casi nada, por muy modernos que nos creamos. Hablábais de Madrid, pero en Barcelona no cambia mucho la cosa. No estamos preparados para que la lactancia sea natural y me parece de juzgado de guardia que no hubiese habido una respuesta afirmativa de inmediato al haber preguntado dónde puedes dar de mamar. ¿Qué no están preparados para ello? Estoy segura de que si alguien se hubiese encontrado mal, hubiesen sacado de inmediato una silla. Pues lo mismo. En fin, yo seguiré con mi teta fuera. Besos.

    • Gracias y enhorabuena!! Verás qué maravilloso es dar de mamar y cómo mejora día a día. Lo de la leche suficiente es un mito, hay mucha ignorancia del tema, porque es como una laguna, la gran asignatura pendiente de los médicos. A mí me ha pasado de todo. Grietas, mastitis dos veces, frío en el pecho… Pero tengo leche de sobra y pienso seguir, porque es mágico. El truco xa tener mucha es estar todo el día con el bebé al pecho. Todo. Sobretodo al principio y en las crisis de lactancia. Porque la leche funciona a demanda. Un asesor de lactancia también es un gran apoyo. Yo tengo dos y las llamo todo el rato. Mucho ánimo, si quieres te paso el contacto, puedes consultar x teléfono. Lo importante es tener una red de apoyo y la conexión con tu bebé. Un abrazo y si quieres te paso un documento de lactancia súper interesante, que me pasó mi pediatra. Leer a Carlos González es Un regalo para toda la vida. Besote y gracias por seguir leyendo!!!

  9. eva dijo:

    Enhorabuena por tu blog… Pues yo pregunto nunca, doy teta donde surja. Me resultamuy cómodo llevar una mochilita portabebes. La aflojo un poco y ya está. Puedo ir andando, comprando, lo que sea. Y si no, pues me siento donde sea. Y en un restaurante, pues también. Nunca me han dicho nada. Bueno, alguna vez me han sugerido ir a una sala de lactancia pata estar más cómoda, pero como me parece un rollo nunca he aceptado. Una vez si que me.miraron mal, creo yo, y fue dando.teta a mi hija de 3 añoS en el metro.. A mi me hubiera parecido raro antes de tener.hijos

    • eva dijo:

      Uf, escribo desde el móvil y no me obedece… Decía q yo también lo hubiera visto raro antes de tener hijos, pero ahora lo q me parece raro es q sea tan raro ver a un niño tomando teta, especialmente a los de 1, 2 o 3 años…

      • Ya es el gran tabú de nuestra sociedad, verdad? Muchísimas gracias por leerme. Cada vez somos mas las mamis que queremos criar a nuestras crías de una forma diferente. Besos y gracias otra vez

  10. Ana dijo:

    Me he reido un monton, que manera de contar las cosas!
    Sabias que el Corte Ingles tiene sala de lactancia en casi todas sus tiendas? Igual llega un poco tarde la informacion, a mi el descubrimiento me vino muy bien, alla donde me pillara buscaba el mas cercano, y me llegue a aprender en que planta estaba la “sala” en Princesa, Goya, Callao,..
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y mientras mis dos renacuajos duermen, estoy leyendo todas tus entradas desde mayo 12, es lo primero que leo tras el parto (excluyendo los parrafos que reeleo de Un regalo para toda la vida y Dormir sin lagrimas) y me gust taa mucho lo que escribes pero mas el como lo escribes!!

  11. Federica dijo:

    “Nadie va a interrumpir a una mamífera mientras sonríe a su cachorro con la teta fuera”.
    Esto que escribió una mamá en los posts anteriores es la perfecta sínteesis de lo q me ha pasado a mí, orgullosa mamífera de un precioso cachorro de casi 21 meses que lo devora todo con gusto, pero especialmente su teta, independientemente de lo q haya comido…Quizás haya tenido mucha suerte pero también es importante atreverse con esa teta fuera de la camisa ;-P

    • Claro que sí! Sacar la teta del armario es un tema, entre otros de valentía, sobre todo en lactancias prolongadas, que a veces la gente te mira como si no hubiera visto una en su vida. Súper mamífera súper valiente!! Besos y feliz cachorrito, qué suerte tiene!!

  12. sammi11 dijo:

    Me ha encantado tu post! Yo estoy intentando desenganchar a mi peque que va a cumplir los 2 años, pero se resiste, sobre todo para dormir, o si tiene hambre, estamos fuera de casa y no le mola lo que le ofrezco de comer, se me coloca y me intenta sacar el pecho como sea, jajaja.
    Yo practico lo que mi marido llama ‘lactancia extrema’, es decir en los lugares más raros o allá donde vaya, en la montaña, de museos, en un restaurante… Es más discreto darle de mamar que no llevarle montando el berrinche.
    Siempre llevo o ropa con aberturas de lactancia, o un pañuelo, o una camiseta y encima una camisa (esto es superdiscreto), pero si no lo llevo, pues si se ve, que se vea, que darle el biberón todas las mamis lo dan en público cuando el bebé lo necesita, ¿no?
    La ‘manduca’ (mochila portabebés) me resulta supercómoda y discreta… De hecho hay veces que me dicen ¡que mono, esta dormido… Ah no, q está mamando…
    Nunca me han dicho nada, salvo familiares muy próximos que les parece fatal, que le estoy malcriando, que no come, que le voy a hacer superdependiente… Pero cada madre cria a su hijo como cree que es mejor para el, y desde luego, lo de la Crianza con apego a mi me parece lo mejor que hay. De hecho veo al peque superfeliz, tiene mucha empatía por los demás, es cariñoso… No sé si tendrá relación, pero supongo que todo influye, ¿no?
    En fin, perdona la parrafada, pero es que me parece fatal la falta de comprensión y el ‘esnobismo’ que hay con el tema de la lactancia materna…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s