Palabras para la madre que algún día será mi hija

IMG_6895Mi querida niña:

Respeta. Respeta tu embarazo. Respeta la responsabilidad que llevas por dentro. Respeta cada día de esos nueve meses que te han traído hasta aquí.

Respeta tu parto y elige un parto que te respete a ti. Respeta el momento en el que verás por primera vez a tu hijo. Respeta lo íntimo de ese instante, las puertas de la vida, y no lo regales, vívelo a solas, tu piel, su piel, la piel de vuestra familia. Será tu primer regalo, una vacuna para toda la vida. Respeta su vínculo, vuestra lactancia, tu cuerpo, que ahora es alimento. Respeta su ritmo. Su corazón latiendo bajito, su llanto y su sonrisa. Vive cada expresión con respeto y devuélvele todo ese amor en tus brazos. Respeta su adaptación al mundo y ofrécele tu cuerpo para que se acostumbre. Respeta tu cansancio y adáptalo a sus sueños. Enséñale a compartir la respiración en vuestra cama, cuanto más tiempo inviertas piel con piel, más lejos llegará solo. Respeta al padre de tu hijo y enséñale a respetarte. Camina de la mano por vuestra nueva relación, que ya no será nunca la que fue. Recuerda pelear solo las batallas necesarias y hacer el amor siempre que se pueda.

Respeta el tiempo que tu hijo te necesite y no te incorpores al mundo hasta que llegue vuestro momento. Respeta la coraza que te pones para volver a trabajar y quítatela cuando regreses, para que no se te enquiste poco a poco. Respeta tu aire. Respeta el suyo. Respeta la separación y el reencuentro y respeta la posibilidad de hacerlo como nadie más lo hecho.

Respeta su forma de alimentarse, su hambre de mundo, su pasión exploradora y déjale que tire al suelo esa cuchara, tantas veces como necesite. Respeta su sonrisa. Su sueño intermitente y todos vuestros despertares. Respeta vuestro vínculo y no dejes que nadie lo llame enmadramiento. Respeta la persona en la que te has convertido y dale espacio para que rompa la piel de lo que fuiste un día. Respeta la mujer que late por dentro, bajo de capas de dudas y una nueva valentía. Respeta los retos que tienes por delante. Respeta tus errores. Recuerda que una madre que sigue sus instintos se equivoca para algo. Respeta tus ideas y respeta a la madre que te salga cada día.

Respeta tu necesidad de salir y respeta cuando llegue, el placer de volver. Respeta vuestro idioma y no olvides que las rabietas son otra forma de decirte que te extraño, me frustro, explícame el mundo. Respeta tu nuevo cuerpo de madre, tus cicatrices, la piel rota y enseña sin miedo tus heridas.

Respeta a tu otro hijo, si lo tienes, y si hay más, a los otros, y abraza su naturaleza afectada, su trono perdido, como otra forma más de seguir aprendiendo. Respeta su relación, interviene sólo a ratos y déjales caminar juntos la vida. Respeta a tu madre y a todas la que hubo antes. Tu saga es tu sangre.

Respeta tu nuevo lugar en el mundo y encuentra un mundo que te respete.  Respeta su asombro y sus preguntas y hazte nuevas preguntas para sus respuestas.

Respeta tu ejemplo y enseña siendo. Respeta que no sean lo que no fuiste. Respeta sus defectos y enséñate a cambiar de ideas siempre que lo necesites.

Respeta su infancia y, cuando lleguen, sus secretos. Y respeta también los tuyos, tu pequeño cofre de sueños inconfesables. Respeta al adulto que va creciendo, al sabio que se va haciendo, al niño que va dejando de ser y recuérdales que no crezcan antes de lo que corresponde, ni después.

Anímales a volar, a encontrar su propio nido y respeta la pena que produce verles marchar por la puerta, rumbo a su propia historia.

Respeta el padre y madre que serán, y algún día, cuando más lo necesiten, enséñales a respetarse tanto, como ellos te enseñaron a ti.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en CARTAS A MI HIJA, CONSEJOS para no acabar flotando en una piscina y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a Palabras para la madre que algún día será mi hija

  1. Precioso mamífera. Palabras lindas, verdades… J será una gran madre porque tiene la mejor referencia posible. Como todo lo que escribes…. Me ha encantado el post.

  2. Mamá Pez dijo:

    Agüita!!
    Las escamas de esta Mamá PeZ de punta… Le presento mis Respetos.
    Cómo se te nota el oficio compañera (y que en ambos eres buena!)
    Me quedo, con su venia.
    BesaZos

  3. Mariona dijo:

    Me ha encantado, a veces en los momentos mas duros, donde la gente critica mi forma de criar, de alimentarla…vale la pena recordar esto. Muchas gracias, lo voy a imprimir y lo tendré a mano para releer en estos momentos donde la maternidad se hace cuesta arriba. hacia tiempo que no leía algo tan profundo.

  4. Pingback: Anónimo

  5. Paula dijo:

    me emocionaste mucho, y cuando alguien tan lejano -fisica, mental, espiritual y totalmente- me emociona, entiendo que el ser madres nos conecta, no sólo con nuestro bebé, sino con todas las otras mamíferas que abren y engrandecen su vida porque han pasado por la experiencia de darla ellas mismas. Que el amor es el mismo, que los hijos son los mismos, que la magia es la misma. No importa cuál sea la marca del cereal en el desayuno, o qué publicidades nos pongan en la tele, o qué decisiones tome nuestro presidente. Estoy FELIZ! de haber sido madre, más allá de todas las dificultades, y ojalá mi pequeña Matilde también pueda serlo. Gracias por compartir esas hermosas palabras!

    • mamífera dijo:

      Gracias a ti linda, sí, es maravilloso conectarse con alguien tan lejano, no se cuanto, pero da igual, porque las distancias se acortan cuando se trata de compartir algo tan grande como lo hijos. Yo también estoy abrumada, encantada y feliz de ser mama. Abrazo mamífero e interplanetario, súper mami!

  6. Anónimo dijo:

    Gracias por esto, es tan hermoso, pleno, puro, gracias!!!! lo voy a compartir con tu permiso por su puesto, lo voy a decir en voz alta, citando la fuente y haciendolo mio a la vez! muchas gracias!

  7. Itsas dijo:

    Uff, todavia con lagrimas en los ojos, te digo que me ha llegado…Siempre pensé que la maternidad tenía que ser muy gratificante, pero no imagine que además de eso, iba a ser un camino muy duro en el que cada dia es distinto. Aprendemos día a día de nuestros cachorrillos y además, hay que lidiar con opiniones de todos y sobre todo. Leer algo así, reconforta, afirma en los momentos buenos y acompaña al corazón en los no tan buenos. Mil gracias.
    Mamífera, me uno a tu manada.

  8. Vanesa dijo:

    Impactante al alma, despues de leerlo senti la necesidad de abrazar fuerte a mis hijos

  9. Aida dijo:

    hoy he topado con este escrito y me ha emocionado, algo que siempre digo a las mamas que acompaño, en los grupos y en la vida, pero sobretodo a mi hija es que se RESPETE y que el respeto empiza por mí misma, me respeto aunque muchas veces ni me entiendo. Gracias por estas reflexiones, estas palabras llenas y por tu maravillosa maternidad respetada!!

  10. paloma dijo:

    Muy bonito! Cuanta verdad….cuantas palabras a veces no dichas! Gracias por plasmar todo esto! Yo aun quiero levantarme por las noches y escribir….pero me vence el sueño….y guardo todo en mi corazon para en un tiempito escribirle mucho!

  11. Susana dijo:

    Me encanta cómo escribes. Hoy te he descubierto y me alegra reencontrarme con mamás que viven la maternidad como un ritual cada día, dando gracias por el don que se nos ha dado, el más grande y valioso, el de una vida que crece en nuestros brazos, entre nuestras caricias y besos.
    Un abrazo.

  12. Sara dijo:

    Acabo de descubrirte y me han encantado tus escritos, con verdades como templos. Que necesaria eres para muchas, que no sabemos como ordenar todas estas emociones nuevas y que nos sentimos incomprendidas por el mundo.
    Un abrazo y adelante!

  13. Luna Puentes dijo:

    He descubierto tu blog de casualidad y me han enamorado tus palabras!! Tanta dulzura y verdad…sigue escribiendo así mamifera, que nos encanta ver con palabras lo que sentimos cada dia!! Aqui tienes una nueva seguidora!!!

  14. Pingback: Respeto | papasinthecity

  15. ¡Me encantó! ¡Preciosa entrada!

  16. Anónimo dijo:

    Hola!!! Qué hermosísimas palabras. Me gustaría pedirte permiso para compartirlas en un taller para mamás, como reflexión final de algún encuentro. Si no es posible, no hay problema.
    Mercedes, La Plata, Argentina

  17. ivonne dijo:

    Que hermoso, sin duda la vida te cambia y es un nuevo reto aprender a aceptar y. Disfrutar tu nueva vida y tu nuevo cuerpo

  18. Sencillamente grandioso… Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s