“Cariño, llevo todo el día con las tetas fuera y los pelos como escarpias”


IMG_6421

Esa bonita frase le solté el sábado a mi santo, el Señor Papífero por teléfono. El muy Almacándida, me llamaba nada más y nada menos que desde Lagencia, para advertirme que llegaría por los pelos a la fiesta del cumpleaños Delabuelo, osease, mi señor padre. –Lo siento mucho, ¿qué tal llevas el día?. –Pues fatal, llevo todo el sábado sola, ¿sabes?, sola, intentando diseñarle el Blog a mi padre, envolver regalos sin papel de regalo, hacer una tarta con ingredientes que no tengo, depilarme unas piernas dignas de Figo y organizar una fiesta mientras J se prepara para las olimpiadas en el salón de nuestra casa, en cuatro modalidades diferentes, ¿de verdad quieres saber como me ha ido el día?. –Claro…, dice sin cambiar de tono, obviamente absorto en algo con más píxeles que cautiva su indeleble atención. –Pues no ha comido, no ha dormido, no me he duchado, ¡porelamordedios no he desayunado y son las 4!, te lo juro, en serio te lo digo, ¡hoy no puedo hacer nada!. Y el dientecito ese… esta noche otra vez a las 7 de la mañana, mirando el techo con los ojos como platos y los pezones afilados. ¡No puedo más, estoy agotada, otra nochecita mamando a diente pelado!, y claro como tú tienes ese sueño a prueba de bombas… Y J escalando todo lo que pilla y vaciando cajones… ¡Llevo todo el día con las tetas fuera y los pelos como escarpias! –Claro, repite mi santo en el mismo tono neutro, más neutro incluso que antes, –Y ¿sabes qué es lo peor?, que no sé que ponerme. Nada me queda bien y no quiero gastarme la pasta de la universidad de nuestra hija en alguna tienda del grupo Inditex, pero ganas me han dado de verdad, hace como media hora de meterme en un Centro Comercial y salir vestida para recibir un Grammy, ¿y estos pelos del planeta de los simios…?, ¡si, no me suben los pantalones!, en fin, que tú ni lo notarás, pero me he puesto lo mismo de ayer… (suspiro largo). –Claro, cielo… ¿entonces todo bien?, dice el Papífero con tono amoroso. ¡Pum!. En ese momento me desmayo virtualmente. Mi vida entera pasa por delante de mis ojos a cámara hiperlenta, mientras mi cerebro imagina 10 formas distintas de contestar a esa pregunta. Un instante de silencio señores, que voy a responder. –Sí, todo bien, digo. –Me alegra de que te hayas podido arreglar sin mí, no sabes que diíta aquí en Laagencia, dice el Almacándida, y a continuación empieza a emitir unos sonidos que no acierto a distinguir. Parecen chillidos como de delfín, agudos y audibles, qué valor ponerse hacer bromitas, con la que llevo encima… pero no. Parece que los emite con algún tipo de intención, como si le pasara algo. Al principio me enfado, pero luego me asusto. Me quedo paralizada. Parece que los sonidos se agruparan con intención silábica, se adivina cierta entonación al final de cada grupo de sonidos, incluso se toma pausas y retoma y vuelve a entonar, sigue así durante como poco, diez minutos más como si hubiera perdido la cabeza, Dios mío, me asusto muchísimo, y después de esa ininteligible agrupación sonora, se calla un instante, como recuperando aire, contengo la respiración, y añade: –¡Uf!, y eso ha sido mi día de hoy, ¿te recojo a las 7?. –¡Perfecto!, le contesto. –Muy bien, te quiero. –Te quiero.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Cariño, llevo todo el día con las tetas fuera y los pelos como escarpias”

  1. JAJAJAJAJAJJA!!Me parto!!!si es que los papíferos son todos iguales!jejejejej

  2. Mariola dijo:

    Cada vez que te leo más me alegro de no ser Mamífera ni tener Papífero. Exhalo un suspiro de alivio de ser sólo una “Single in the Rain” and “In the House” and in “the Dondemedélagana”. Y de estar siempre perfectamente depilada y con las tetas en su sitio… Que puede ser fuera o dentro, pero a mi voluntad.

    • mamífera dijo:

      Jajaja, tiene sus cositas esto de la maternidad mamífera, sobre todo porque nadie te lo cuenta, te enseñan las fotos de las recién paridas del Hola y parece que parir y criar es como dar un paseo por el Danubio con Sissí emperatriz y no, por un lado es mucho mejor de lo que esperabas, no se puede explicar un amor así, y por otro mucho más duro. Es completamente absorbente y además la sociedad no te lo pone facil para que puedas hacerlo compatible con la vida moderna, pero todo lo que tiene de duro lo tiene de fascinante. Cuando nace tu hijo estás enamorada, es el amor de tu vida y hace que todo todo todo compense, pero mari, nadie te cuenta na de na y estas muy sola y hay momentos de ¡pordioooooos, donde está el libro de instrucciones!, anyway, haces muy bien en estar depilada y tener las tetas en su sitio, que es donde tienen que estar, eres una crak y un sol y estás mejor que nunca, gracias reina por leernos, mil besos y muy fan tuya, que lo sepas

  3. Me ha encantado. Quiero matar al mío cuando suspira: ay, qué duro es ser padre!!, cuando yo estoy al borde del agotamiento supremo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s