Explicación científica del colecho

image

El lugar más suave del mundo es el interior de las manitas de mi hija. No hay nada comparable. Por eso adoro dormir abrazada a mi pequeña peluche, mientras ella me acaricia con su manita agarrándome para que no se nos escapen los sueños. Dormimos como dos cucharas ensambladas en perfecta armonía totalmente sincronizadas en nuestro lago de los cisnes particular, de sueño y teta, sueño y teta y sueño otra vez. Y lo reconozco, después de leer las ventajas del colecho y aún sabiendo que es lo mejor para su lactancia (y la mía, que oye, yo no me he levantado jamás por la noche, salvo enfermedad), reconozco que lo hago por que es una gozada. Me siento como una leona de Walt Disney, cuando en mitad de la noche su respiración y su olor se recogen en un ovillo arrellanándose contra mi ombligo. Al volver del hospital, con tres días de vida, la pusimos de mil amores en su mini cuna (recién comprada a precio de Cartier) y para sorpresa nuestra, reaccionó como si la hubiéramos arrojado sobre una cama de fakir. De alguna forma aquel gesto me produjo un alivio tremendo, poner a la niña lejos de mi cuerpo después de 9 meses de mutua compañía, me resultaba aterrador, no tocarla o sentirla, no escucharla respirar… me daba como vértigo, así que la trajimos a nuestra cama, y así pasaron los meses. Luego, leer que está demostrado que dormir con tus hijos previene no sólo bolsas y ojeras, sino enfermedades serias como el SMIS, fue el mazazo científico para archivar el caso, la niña duerme con nosotros, señorías, caso cerrado, ¿por qué?… porque a pesar de que hay quien lo mira raro, (yo misma antes de ser madre a las calladitas hubiera cuestionado la pobre vida marital de esos padres, además de todo tipo de preguntas sobre seguridad, higiene y vetetuasaberquemas, y es que aún no era una leona de Walt Disney, y señorías, hasta que esto no se vive, no se sabe), pero perdón, como iba diciendo, lo cierto es que a los tres nos encanta. No hay nada como despertar todos juntos los domingos en nuestra cuna para tres y quedarnos jugando mientras el sol avanza hacia la hora de las tostadas, se come los relojes y se cuela por las rendijas de las persianas. Nada es comparable a su primera cara de por la mañana, ¡Dios, los pelos locos!, los ojos abiertos al mundo, y dejar que los minutos se pierdan entre las sábanas haciendo el cucu-tras en un enredo de risas, pies y manos, mientras las tantas se nos amontonan a las puertas de nuestro paraíso particular.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en CRIANZA MAMÍFERA, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Explicación científica del colecho

  1. Qué bonito explicado!!!yo también colecho y es una gozada:sus caritas, su olor…!enhorabuena por lo bien que escribes y transmites todo!besotes

  2. roxanaperu dijo:

    Yo lo hago a veces y también me encanta!!!!! hay noches que duerme en su cuna sin quejarse pero las que se queja, lo traigo a mi cama y tal cual dices, se echa en mi brazo y somos felices!!!!! hasta que me arrima y busca su espacio… jajaja yo también quiero hacerlo hasta que el lo necesite… en verdad has leido que eso es súper bueno??? para la mamá o también para el niño????

    • mamífera dijo:

      Si, sin duda es beneficioso para el bebé y su salud, hay un libro que te lo explica todo, escrito x un catedrático americano DR James Mckenna, fantástico. Abrazo mamífero guapay gracias x leernos

  3. Lucr dijo:

    Me encantó tu comentario, y es cierto ,amanecer y ver su carita es lo más bello de la vida. Hasta el día de hoy, luego de 4 años, mi hijo, mi pareja y yo, amanecemos en ese maremagnum de brazos y piernas, y es fantástico.

  4. Anónimo dijo:

    para mi tambien es algo maravilloso que me a trasformado como persona, lastima que haya tantas mamas y tantos bebes y niños que se pierden esta experiencia tan hermosa de la lactancia y el colecho que la llena a una de un amor indescriptible e unico

  5. rebeca dijo:

    me encanta el colecho, me encanta tu reflexion, mi bebe tien año y dos meses y tienes razon su cuerpito, su olor son lo mejor del mundo.. nos conectamos es algo tan profundo que solo quines lo vivmos podemos enterderlo…viva colecho….

  6. Marta dijo:

    Me he sentido muy identificada.
    Antes de q naciera mi hija, no era partidaria dl colecho; sí de q durmiera en ntra habitación, en su cuna.
    En el hospital le tocó la única cuna con pinchos, pero la de casa tb tenía pinchos!!
    Dormimos felices. No nos despertamos durante las tetadas nocturnas. Creo q hemos tenido 3 noches malas, en 17 meses, y han sido pq estaba malita.
    Hay quien dice q la estoy mal acostumbrando..

  7. Anónimo dijo:

    mi hiija durmio conmigo y de verdad no hubiera podido dejarla sola,y menos en un invierno tan frio y nieve afuera,se me hacia cruel dejarla sola y yo acurrucada a su padre,es hermoso despertar juntas y que me llene de besos,y me vuelva a buscar mi brazo para acurrucarse,jamas lo cambiaria por una cuna de cartier 🙂 haha que al final ni ellos se dan cuenta de eso.
    solo recuerdan el dulce aroma de mama,y los calidos y amorosos abrazos de mami y papi.

  8. Daniela Mosquera dijo:

    Mamifera, es verdad, solo tienes que vivirlo, para querer hacerlo siempre. Es lo mas exqusito que hay, aunque amanezcamos destapados, con los pelos por todos lados, no faltan los primeros besos de la mañana y la primera alegría del día, Amo a mis hijos, y si tienen k estar hasta los 15 cn nosotros, que asi sea!
    Daniela

  9. Sonia dijo:

    Yo no sé si será bueno o malo y la verdad es que me da igual. Solo me importa que a nosotros nos hace sentir bien, y eso es lo que tenemos en cuenta. Lo nuestro es más heavy si cabe, porque nosotros somos familia numerosa, nuestra super cama de cinco es una maravilla y solo me entristece pensar que algún día empezarán a querer dormir lejos de mí… 🙂

  10. kiko dijo:

    precioso!!!! parece que has contado nuestra historia también: la de mi hija mi mujer y yo.

    no quiero pensar cuando mi hija decida marcharse de la cama…. no sentir su olor, no dejar que su aliento caliente mi cara, no sentir su cuerpecito pegado al mio, no sentir cosquillas cuando acaricia mis vellos del pecho o pone sus pies descalzos en alguna parte de mi cuerpo, no despertarme con ella…

    que gran regalo es dormir con tus hijos

    gracias por este post

  11. Liliana dijo:

    Totalmente cierto, yo lo supe al 3er mes, y luego mi esposo y yo nos dijimos ¿cómo pudimos ser tan locos para haber durado 3 meses sin dormir bien y hacer lo que los demás nos decían?, así que luego seguimos nuestro instinto de padres y le dimos la bienvenida al colecho en nuestro hogar, eso ha mejorado mucho nuestro descanso. Incluso nuestra vida sexual porque se vuelve uno creativo y deja uno de usar sólo la “cama” y termina uno apasionadamente en la cocina en el baño etc jajajajajaja, que viva el colecho.

  12. newlymami dijo:

    Una maravilla esto de colechar, sobretodo cuando evitas las ojeras y despertarte de mal humor porque dormiste mal. Una gozada tener cerquita tuyo a tu peque y como dices setirte mamá leona cuando tu peque te busca en la noche para saciar su hambre. Felicidades por el post.
    newlymami.wordpress.com

    • mamífera dijo:

      súper de acuerdo, la de ojeras que se evitan, lo importante como dice laura gutman es dormir, por dios como sea, incluso con el perro, todos a la cama a disfrutar del descanso, y del placer de estar todos juntos, gracias por leernos con tanto cariño. Abrazo mamífero

  13. Anónimo dijo:

    Nosotros también, no quiere dormir sólo, tiene dos años y medio, y me llena ampliamente, sus besitos mientras se duerme sus caricias y nuestros abrazos, xq se cuestiona tanto???? Su olor q me embriaga mientras nos dormimos, Y a veces la gente te pone caras horribles y te cuestion a tí. … Pero como buen has dicho y me ha encantado. … También soy y muchas veces me he sentido y me siento así. .. Leona de Walt Disney

  14. Marvey dijo:

    Genial todo lo escrito… Sin desperdicio. Yo en invierno duermo con mi hijo de 3 años y se le ha ocurrido decirme que lo hace para “calentarme” jajajaj. Pues será una relación ganar – ganar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s