La madre que parió a Lou Reed

xlhr6KWHubo un tiempo en que las canciones lo significaban todo. Era un tiempo diferente en el que vivíamos a corazón abierto, sintiendo por encima de todo, que el futuro era un camino de baldosas amarillas. No tendría más de 17 años cuando Walk on the wild side abrió las ventanas de mi cuarto adolescente a un mundo fascinante. La película de mi vida pasó por delante de mis ojos y allí estaba yo, en Manhattan, ejerciendo de escritora underground o artista performance o cineasta consagrada. Luciendo un sombrero de ala negro, una cámara reflex y el pelo largo recogido con un broche de plata. Frecuentando los garitos en los que Zelda y Scott Fitzgerald, Kerouac y Ginsberg, Mapplethorpe y Patti, compartían carajillo de absenta con sus artistísimos colegas. Ese escenario bien podía reproducirse en París, Buenos Aires o incluso Madrid, pero siempre era ultra bohemio y en algunas felices ocasiones firmaba ejemplares de mi última novela galardonada de Pulitzer parriba. Era un tiempo lleno de posibilidades en el que todos los caminos de mi cuarto, conducían al cielo de las bellas artes. He de añadir que, curiosamente, en esta película nunca aparecía como madre creativa, o madre artista performance o madre galardonada de Pullitzer parriba. (Se escucha un Ooooooooooooo! de estadio de fútbol). Sí, nadie le había hecho un hueco a mi maternidad en esta fantasía, señorías, y por eso ahora me voy pillando los dedos con las puertas, buscando culpables. Da que pensar… ¿no?, de tanto que esta sociedad se ha emperrado en insistir en la igualdad de sexos, se dejó en el tintero la parte más importante de la vida de una mujer (bohemia o no), reduciendo su maternidad a un acto pequeño, que ocurre de puertas para dentro. Vamos que se da por sentado, como si fuera poca cosa, por eso llegas a la maternidad entradita en años y sin preparar, y claro, te pega un horror vacui que no veas. Y me ha dado por pensar, señorías, que el feminismo es el peor de los inventos machistas, así lo suelto, creo que de hecho, está pensado con el trasero de un hooligan, si me permiten, opinar, desde el respeto y la admiración. Tanta igualdad, para luego parir y enterarte a tus 39 tacos y medio, que NO SOMOS IGUALES ni de lejos y esto no es una obviedad, señorías, es una verdad como un tanque de modernos. Nos han metido esto de la igualdad hasta en la sopa y ahora la sopa no hay quien se la trague. Porque resulta realmente violento que “el mundo” te haga elegir entre estar con tus hijos, y tu independencia económica, por no hablar de tu Carrera, sí tu Carrera, señorías ¡como si no fuera importante!, copón, ¡si es para lo único que te habían preparado!. Somos una generación de mujeres cobaya jugando a ser muy machos y esto a la larga nos está pasando factura, y no ocurriría si, como dice mi amiga Irene Perulero, fuéramos suecas. En Suecia además de rubicundas y altas, al volver de nuestra maternidad, tras dos años de intensa actividad dedicados a los pequeños, regresaríamos a nuestros despachos con vistas al Báltico, siendo como poco, jefas. Altas, delgadas y jefas. Además se nos ensalzaría por el hermoso sacrificio y el servicio social de formar ciudadanos de forma orgánica y concienzuda para hacer de este mundo un lugar mejor. Pero, no, lo más sueco que tengo en mi actual carrera, son unas medias de H&M, y lo más parecido a la conciliación es mi madre que se queda con mi hija en plan ong a tiempo parcial. La conciliación es un folleto con letras muertas que no significan mucho y es un bajón descubrirlo así cuando la música se para de golpe, cuando lo cierto es que la maternidad es un momento maravilloso para visualizar el plano cenital de tu vida. Como si las cámaras de google maps te mostraran el camino que has hecho y la trayectoria que proyecta tu vida, te descubres y se abren las preguntas fundamentales.  Y fíjate tú, que puede ser que la maternidad lejos de llevarte al lado práctico de la vida, te lance al lado salvaje, dejando que el sol ilumine tus viejos sueños y te pregunte sin rodeos: –¿Y ahora qué?, animándote reconectar con eso que tú eres. Sí, señorías, ya sabemos que la sociedad no lo pone fácil, pero qué ¿nos rendimos? ¿o inventamos un mundo más posible?, ¿qué le dirás a tu hija cuando te pregunte si te has convertido en la persona que esperabas ser?. ¿Es que no todo era posible?. Así que desde aquí os animo a suecar cada pueblo de este reino de paletos, caminemos por el camino de baldosas amarillas hasta el lado salvaje de la vida y saltemos al vacío juntas, apoyándonos las unas a las otras, pensando que SE PUEDE TODO, porque no hay nada que se le ponga delante a un par de madres y menos si van de la mano. ¡Viva el lado salvaje y Lou Reed y sobretodo viva la madre que lo parió! Amén

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

32 respuestas a La madre que parió a Lou Reed

  1. Anónimo dijo:

    Más de acuerdo contigo no puedo estar en que nuestras madres o abuelas estaban mal de la cabeza. Siempre lo he dicho, pero nunca he predicado con el ejemplo. Y así me va. Pero, ojo…no idealicemos a las suecas. El ejemplo que te voy a dar no es sueco sino alemán, y en resumidas cuentas viene a ser que aquí se casan muy jóvenes, trabajan, y en general lo que he notado es que piensan que el trabajo es tedioso a más no poder (verbatims bajo petición) y se embarazan cuanto antes para escapar durante al menos un año de ese tedio. (verbatims tengo). Nunca te lo dirán muy claramente, porque los teutones son así, pero más de una me ha dicho “por qué no te embarazas? el trabajo es tan tedioso…” y a más de una he oído mascullar, al salir de una frustrante reunión con cliente-valga la redundancia- “estoy por embarazarme, y a la porra todo”. Lógico: hasta 3 añitos de gracia que te caen. junto con tu frustración carreril. Que a la fine, tanto da.

    • mamífera dijo:

      Sé es cierto que hay mujeres que se embarazan huyendo de sus carreras o trabajos o lo que sea, pero esa mujeres… pobres mías no saben donde se meten. Yo acabo tan exhausta, cada noche… es el equivalente a una semana de mi anterior curro a tiempo completo… jajaja, pero la maternidad es más grande que Alemania y Suecia juntas… Abrazo mamífero reina y gracias por leernos.

      • Anónimo dijo:

        Virgin, no sé por qué ha salido mi comentario “Anónimo”, si firmé y todo oye. Pero bueno, pues eso…que no envidies a las suecas…y bájalas de ese pedestal. Bueno a las de abba, no.
        besito,
        isa

      • mamífera dijo:

        Eres mi Isa? Qué grande eres!!!!
        mas que el Ikea de Alcorçon

  2. blogdemadre dijo:

    Me ha encantado. ¡Me lo llevo a fbk!

  3. Estupendo post! Muy, muy cierto!

  4. mamibicho dijo:

    Comparto contigo algunas opiniones, otras no. No creo que el feminismo sea un invento machista. Y claro que no somos iguales, pero eso no es lo que predica el feminismo. El feminismo reivindica la igualdad de oportunidades. Ni más ni menos. Y en esa igualdad de oportunidades mujeres y hombres deberíamos de gozar de la oportunidad de trabajar (siendo padres y madres) y la de conciliar. No creo que sea un privilegio sólo de la mujer quedarse dos años en casa cuidando de sus hijos. Debería ser un derecho al que se pudieran acoger hombres y mujeres o no. Yo no podría hacerlo. Prefiero conciliar mi trabajo con el cuidado de mi hijo.
    Te felicito por tu post. Me encanta como escribes.

    • mamífera dijo:

      Comparto tu punto de vista, da igual padres o madres, pero es un derecho del niño poder estar en su casa, atendido con amor por sus progenitores, disfrutando de todo el tiempo que necesite para ir adaptándose al mundo, gracias mama bicho, por leernos y por tus bonitas palabras, linda… Respecto al feminismo… uf es complejo pero se ha centrado más en crear guarderías que trabajos que faciliten la conciliación, horarios y tiempos de lactancia reales, yo lo veo bien en esencia, pero la política lo aplica casi como una capa de maquillaje, que queda bien, pero no soluciona lo que hay debajo, a las pruebas me remito, la mayoría de mis amigas mamíferas están sufriéndo discriminación, despidos y dificultades, la práctica siempre es otra cosa. Pero es cierto es una afirmación muy categórica, de madre mamífera, el feminismo también tiene sus cosas buenas y fue neccesario en un punto de la historia, ahora quizá haya que revisarlo ¿no? y creo que un punto más femenino dónde se nos haga un huco real a las mamás. Un brazo mamífero guapa!!! Que afortunadas somos de tener lectoras críticas como tú

      • Almudena dijo:

        Por supuesto que el feminismo se puede revisar, y de hecho se revisa constantemente y hay múltiples corrientes dentro de él. Pero en esencia el feminismo reivindica la igualdad de derechos y de oportunidades. Por supuesto que fue necesario y lo sigue siendo. Me molesta mucho ( y no lo digo por ti, que entiendo lo que quieres expresar) que haya mujeres que se declaren como no feministas, sin el feminismo las mujeres no podriamos trabajar sin el permiso de nuestros padres o maridos, no votariamos, no podriamos tener una cuenta en el banco, no podriamos hacer deporte y ni tan siquiera firmar las notas de nuestros hijos. Pero parece que ha muchas se nos ha olvidado y no hace tanto tiempo….

      • mamífera dijo:

        Sí, el problema es que hay que actualizarlo, porque se ha focalizado tanto en el trabajo femenino, que no ha dejado mucho espacio para su particular diferencia, la maternidad, y nos ha dejado atrapadas entre dos aguas, ninguna de ellas satisfactoria del todo. Me decía una compañera del curro, a partir de ahora sentiras que tu vida es incompleta, no estrás allí del todo y aquí tampoco y al final sentirás que no has hecho nada bien. No se is es del todo verdad, pero lo que sí creo es que la SITUACIÖN se podría mejorar bastante y que es nuestra labor ser críticas y luchar por ello, por nuestras hijas y sus hijas y las que vendrán. Juntas mejor porque al final del día a todas nos pasa un poco lo mismo y sufrimos y disfrutamos de cosas muy similares. Gracias, linda por tu punto de vista y sobre todo por leernos y comentar, no sabes cuanto lo agradezco, me encanta que encontramos espacios para HABLAR de esto más amenudo, un abrazo mamífero ye

      • mamibicho dijo:

        Muy de acuerdo contigo en que se han creado guarderías y no trabajos donde sea posible conciliar. Pero yo creo que eso no es un problema del feminismo. Más bien es un problema de una sociedad que no le da la importancia que debe tener a la crianza.
        Los países nórdicos, por ejemplo, son países muy avanzados, muy feministas y, a la vez, donde se prima la crianza por encima de todo.
        ¡Siento tanta envidia!

      • mamífera dijo:

        ¡Y yo!! envidia pura… por eso quiero ser sueca… o nórdica… o como se diga… gracias linda.

  5. Maite Ortega dijo:

    Un post que podría haber escrito yo si supiera. Que me hubiera gustado saber escribirlo, quiero decir. Claro que de Blog de Madre que lo ha posteao en facebook no podía esperar menos. Ahora que estoy yo con una en los quince y que me larga “yo no pienso tener hijos, te arruinan la vida” en el momento más inoportuno, ese que estoy agobiada porque no llego, claro, que la adolescencia es para medir fuerzas que no veas lo que añoro la época de los toboganes. Al final, al final del post que es muy animoso y todo…¿hay un poquito de alegato para que creemos un universo paralelo de tías que somos las que sabemos de que va la conciliación, que es que parece que ellos sí se hacen los suecos.? o soy yo que aún estoy flipando conmigo, intenta engatusar un discurso bienrollista a una quinceañera, ahora piensa que soy tonta o mentirosa o las dos cosas.

    • mamífera dijo:

      ¡Jajaja tu eres una héroa! y vas muy por delante de mi maternidad de toboganes, yo estoy en lo más dulce y tú a punto de graduarte y hacer el master. La adolescencia es así, ¡¡¡uf!!! no lo quiero ni pensar… pero te puedo decir que yo recuerdo haberle dicho a mi padre cosas mucho peores y mira, aquí estoy ejerciendo de madraza, y sí, hay alegato para hacer un mundo mejor, claro, porque si no, ¿qué nos queda?. Y no te preocupes, sin tener ni idea de lo que debe ser una hija adolescente, he hecho muchos estudios de mercado y psicológios porque yo solí atrabajar para Fanta y lo que seguro puedo imaginar es que tendrá sus momentos buenos también y como dice Punset el adolescente es un extraterrestre, pero no deja de ser fascinante, sobre todo, una vez sobrepasada esa adolescencia… Un abrazo linda, y muchas muchas gracias por leernos.

      • Maite Ortega dijo:

        ¿sabes que no he pegado ojo por tu culpa? 😉 me sentí fatal por haberte escrito un comentario casi antipático a un post taaan chulo como el tuyo, y tan de ánimo. Me sentí fatal porque es verdad que cuando llegan a adolescentes no ves las metidas de gamba, ves que son juiciosas y que lo cuestionan todo y se plantean muchas cosas, ¿acaso no es eso lo que les hemos enseñado?
        Que me gustó mucho mucho tu post, y que me perdones, que es realidad soy una más de las del mundo mejor!

  6. Ana dijo:

    He llegado a este post después de ver que blogdemadre lo recomendaba y entiendo porqué lo ha hecho. No puedo estar más de acuerdo contigo.

    Nos han engañado vilmente con el feminismo, nos han hecho creer que somos iguales y, por mucho que a algunas les duela, no es verdad. No somos iguales desde el momento en que nos quedamos embarazadas y nuestra mayor preocupación pasan a ser nuestros hijos.

    En mi caso es frustrante tener que buscarme la vida para “colocar” a los niños si están malos y no pueden ir al cole, estar pendiente de que alguien los recoja por las tardes porque en el trabajo no me permiten entrar una hora antes para poder recoger yo a mis hijos, dejarles ropa, mochilas y meriendas preparadas la noche anterior porque por las mañanas no les veo… Y no hablemos de ir a trabajar después de pasar una mala noche…

    El caso es que el feminismo está muy bien pero mientras no se plantee de una manera más real y más adecuada a la familia y las empresas se tomen en serio la conciliación de la vida familiar y laboral, lo único que están consiguiendo es tener a una generación de mujeres más frustradas que cuando la única opción era quedarse en casa con los niños…

    En fin… Siempre nos quedarán vuestros blogs para reirnos un poco y sentirnos más acompañadas en estas aventuras y desventuras.

    Besos y enhorabuena!

    • mamífera dijo:

      Vivan nuestros blogs y viva nosotras y sobre todo vivan nuestras fuerzas para seguir luchando por un mundo mejor, donde decir MAMA en sociedad signifique decir algo mucho más grande que ahora mismo. Donde se nos apoye y se nos escuche y valore por el tremendo esfuerzo que hacemos para llegar a TODO, ese imposible, que hacemos posible cada día, brindo por una nueva generación de mamás como tú, más preparadas y conscientes y felices, a pesar de lo duro que es, podemos dejarles un mundo mejor a nuestras hijas. Enhorabuena por tu familia y gracias x tus palabras!

  7. melina dijo:

    Muy hermoso tu post, soy de México, acá igual las mujeres a cierta edad no saben que hacer si la maternidad o la carrera es una desicion muy difícil porque muchas se queman las pestañas estudiando y no quieren renunciar a todo por un bebe, si supieran que no hay nada ni carrera, ni titulo ni CEO ni nada que se compare con la dicha de tener una hija y educarla y verla crecer, es maravilloso, cuando regrese de mi incapacidad por meternidad me despidieron porque según ellos no iba a querer estar mas tiempo en el trabajo ya que ahora que era mama preferiri mi bebe que a mi trabajo, ja ja ja pobres idiotas no saben que me hicieron el favor mas grande me dejaron estar con mi hija y verla crecer y estar para ella al 100%, y darle pecho tooooodo el día si quería, ha sido lo mas bello, agradezco a mi esposo que me apoyo y decidimos que con un salario no podríamos tener una vida de lujos materiales, pero que mejor lujo que una familia feliz. Gracias y felicidades por tu blog es hermoso!

    • mamífera dijo:

      Que bonita y que valiente tu historia! Enhorabuena somos unas modernas las madres de ahora, estar con tu hijo es un lujo de modernas que muy pocas pueden disfrutar. Abrazo grande y gracias x tus palabras

  8. Anónimo dijo:

    Virgin, más grande que el Ikea de Estocolmo…querrás decir 😉
    isa

  9. Anónimo dijo:

    Me ha gustado mucho el post, pero Báltico se escribe con B, porfi.

  10. Anónimo dijo:

    Soy Patricia llegue a tu post porque una mami amiga mía compartió una anterior entrada tuya en Facebook, desde entonces te leo, vivo en Colombia, y al lado de ustedes, estamos en peores condiciones en cuanto a la conciliación entre la vida familiar y el trabajo, Soy madre de una nena de 5 meses, mi primera hija, después de 8 años de casados decidimos buscar nuestro retoño. Trabajo como profesional en lo que estudie desde el año 2002, lo cual es un lujo en este país, por el alto nivel de desempleo. Adoro y adoraba mi trabajo me hace muy feliz a lo que dedico mis horas laborales, pero es cierto que desde que nació mi hija no hay nada más importante que ella. estoy absolutamente y perdidamente enamorada, con un amor que siento que es infinito pues nace de su mera existencia y de su presencia en mi vida. Antes de que llegara a mi vida , sentía que era un ir y venir de días, una larga sucesión entre el primer día y el último día del mes, entre tarjetas de crédito, idas a cine a ver la última película y uno que otro viaje de esparcimiento. ahora su sola sonrisa ilumina mi casa , mis horas y mi vida. Es como sí nunca había conocido la felicidad, hasta que la conocí a ella, a mi hija. Lamentablemente no tengo el lujo de dedicarme 100% a su crianza , debido a que a pesar de tener 35 años, estamos lejos de alcanzar estabilidad económica y mi familia depende de la ayuda económica que les concedemos. Así como la hipoteca de nuestra vivienda no se pagaría sólo con el sueldo de mi esposo, bueno y que además disfruto mi vida laboral y me dedico a algo que no puedo hacer desde casa. Así que debo pasar por la difícil situación de intentar una conciliación casi inexistente en el ámbito laboral, así y todo estamos con lactancia materna exclusiva , pues no tan a libre demanda, porque mi nena cuadró sus horarios para ajustarse a mi horario laboral, come antes de que yo vaya al trabajo, me la llevan a media mañana y al mediodía vengó a almorzar y le doy pecho otra vez y luego al salir del trabajo tipo 4 pm, vuelve a engancharse. Y ahí si más seguido. Bueno en fin se pasa trabajo pero intentamos ser las mejores madres con lo que tenemos y podemos. Me gusta que en tu post hablas de que trabajas, hay cientos de blog de madres que dejaron su trabajo para dedicarse 100% a la crianza, y lo hacen sentir a uno como sí uno fuera mala madre porque no tiene el lujo de hacerlo. Abrazos y me encanta lo que escribes.

    • mamífera dijo:

      Claro linda!! Eres una heroína! TRabajar y criar, dos trabajos a tiempo completo el segundo, que dura 24 horas nos stop es de heroínas y por supuesto tienes que sentirte orgullosa de poder hacerlo, cada una es madre a su manera, y eso es lo bonito del tema, porque todas nos dejamos el alma tratando de darles lo mejor a los pequeños. Enhorabuena por tu maternidad y ole por tu lactancia, eres muy valiente y muy capaz, porque no hay nada que se le ponga a una madre por delante que cría con AMOR. Abrazo mamífero linda mami!!!!! A tus pies

  11. Anónimo dijo:

    Me encanta, me gusta muchísimo mamíferas, que lugar estupendo para leer las cosas que nos suceden, os contare que en mi caso soy madre de tres niños y una con una discapacidad muy grande de 16 años, tanto que esta confinada a una cama , y al parecer esto es una heroicidad en los tiempos que corren , no se estila el sacrificio por el amor simplemente , sin dramas, es una vida muy dura, pero cada sonrisa de mi niña cuando pasa alguna mala racha , vale mas que todo el oro del Perú y lo digo por que vengo de ahí, alguna vez soñé con grandes cosas y no voy a mentirles si digo que también pensé en dejarlo todo, pero con el tiempo entendí que mi lugar era este y que mi obra mas grande la cargo todos los días entre mis brazos y procuro su bienestar, en eso veo mi victoria. Deyanira

  12. Os he descubierto hoy, me encanta lo que leo , muchas gracias por ser un punto de unión entre tanta mamífera desesperada , un abrazo.

  13. mariel dijo:

    Nuevamente me sorprendes, cada vez que te leo escribís algo en lo que estuve pensando esa semana, voy a usar tu texto para discutir en mi grupo de crianza. Gracias por aterrizarme la cabeza!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s