el clan de las madres

ve-120525_8579La distancia más corta entre dos personas suele ser una historia. Cuando compartes historia con un desconocido sobran las palabras, el guión es el mismo y vuestro escenario, el mundo. Eso nos pasa a las mamás. No hace falta que te conozca, si te encuentro en la sala de esperas del pediatra. Si leo tus ojeras, escucho tus movimientos y miro a tus dos hijas, una dormida a la teta y otra poniéndolo todo perdido de galleta, sé quien eres, conozco tu personaje, me sé la letra de tu canción. Hay una maravillosa camaradería entre las mamás de este mundo. Si te pones en la cola del súper con el bolso repleto de quéseyoqueseleechaalbolso, la niña llorando en la mochila y un paquete de 144 pañales inabarcable y la cajera es de tu clan, rapidamente se hace cargo y le pide al resto de la cola que te deje pasar antes de que el angelito eche abajo el display de chupachups. Lo mismo pasa si escribes a una desconocida pero afamada bloguera con un tema íntimo, o si una taxista te acerca a casa porque se te ha dormido la niña y aunque no admite tarjeta, no te va a cobrar, –venga te acerco que hace mucho frío. Somos una secta muy poderosa, silenciosa y altruista, la de las madres. Estamos ciberconectadas, nos enviamos salvavidas por whatsapp y nos apoyamos con emoticonos intercambiando trozos de nuestro nuevo corazón de madre, mucha más descomplicado, abierto y generoso que antes. El otro día me caí por la calle con J en la mochila y una red secreta de mujeres me ayudó a levantarme, recomponer el puzzle de mis piernas y echar a andar con el contenido de mi autoestima intacto. Eso me sucede cada día en la red. Cada vez que os leo, os exprimo, os comparto, me compartís, discutimos, me animáis, me preguntáis o me aconsejáis sobre la conveniencia de la triplevírica, la tetina o la lenteja roja, me estáis salvando la vida, esta nueva vida de mamífera que tiene sentido porque es vuestra historia y la historia de tantas otras, que fueron y serán. Porque es la historia de nuestras madres y de nuestras hijas. Porque no existe libro de instrucciones de Ser Madre. Porque aprendemos de los errores de las otras y acertamos de sus aciertos. Porque somos un nuevo mundo de madres siderales de planetas distintos, pero con una historia, una ojera y una talla nueva de vaqueros, no podría vivir sin reconocerme en vosotras, sin estar en vuestra historia, sin rescataros de mis errores. Así que, si me puedo dar el lujo de ofrecer un consejo vital a una mamá es este: pégate a la madre que tengas más a mano, hacer pandi, tribu, comadreo y compadreo, y no os separéis aunque vengan los geos con bombones de trufa y 15 Jotas. Madres, padres y lectores de otras razas que estáis ahí cada post, (redoble de tambores), sois la minitribu de mis historias, mi propia red anti caídas, sin vosotros no soy nada, à votre santé! y que vivan Las Madres, ese chat en el que nunca se pone el sol.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a el clan de las madres

  1. Moni dijo:

    Después de una noche de mocos (de la nena, del papífero y míos), leerte es un auténtico bálsamo quitaojeras… Ser mami mola muuucho más si és cerca de otras mamis!!! 🙂

  2. sonia dijo:

    Recuerdo que una vez volqué con el cochecito y rodamos por la acera mi hijo y yo, en un minuto salió una manada de mujeres en nuestra ayuda!!!! acabamos unas cuantas sentadas en un banco , todas contando las anécdotas de las veces que se habían caído por la calle con sus bebés… muertas de risa. Me ayudaron tanto .
    Vivan las mamis en manada…brrrrrm brrrmmm!!!!

  3. Anónimo dijo:

    Es la nueva tribu, no?

    • mamífera dijo:

      si tiene toda la pinta de ser una nueva forma más espontánea y natural, acorde con los tiempos que corren y nuestras necesidades urbanas, es la nueva tribu y somos nosotras las que lo estamos haciendo
      Abrazo mamífera querida7querido y suerte con ello!

  4. zari dijo:

    lindas mamis, vamos que la tribu a vuelto!!!

  5. Precioso!!! y totalmente cierto, las madres sabemos quienes somos y siempre intentamos echar una mano. Porque hoy estás tú en el suelo pero ayer estuve yo.
    Un abrazo y por favor!!! no me llames afamada bloguera 😛
    ❤ ❤

  6. karinregina dijo:

    se compartió en el grupo “Para saber con quién parimos” de Facebook acá: https://www.facebook.com/groups/parasaberconquienparimos/permalink/623117274411199/

  7. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s