me he convertido en todo el mundo

Martin Parr_New Brighton Yo pensaba que el mundo era así. De un lado estaba todo el mundo, vamos, lo que llamamos gente normal y de otro, esos otros que disfrutan a todo confort de los placeres exquisitos, amantes del exclusivismo, las largas cenas de autor (no necesariamente caras pero sí únicas) en lugares súper especiales, a los que sólo llegan unos pocos escogidos para la gloria. Yo me esforzaba vívidamente en pertenecer a ese exclusivísimo club de los que saben dónde disfrutar del mejor gin tonic a la puesta de de sol, el baño perfecto de luna, la comida más casera, el hotelito más escondido y esa cala que nadie, salvo algunos sabuesos de internet y los guays de toda la vida conocen. La posibilidad de acceder a un autor desconocido, una isla que no aparece en google o una edición especial, me hacía salivar hasta dejar un charco en el suelo. Por eso me tiraba semanas agotadoras organizando nuestro exquisite voyage o nuestra perfecta velada, hasta el punto que cuando ponía allí los pies, me aburría de mí misma al instante. Ahora cuando mires una foto de una playa abarrota entre la millonada de bañistas de colores, uno de ellos seré yo. Y si agudizas la vista o le metes un lupa de aumento, veras como he sido capaz de crear una atmósfera perfecta en al que nada ni nadie me disturba de la absoluta, total y plena felicidad que me produce estar ahí. La sola contemplación de mi hija y el papífero jugando con las olas, las olas de una playa perfecta y abarrotada, en la que ni el viento me despeina. Ahora soy  gente, gente que duerme dónde le pille, que acude en prime time a la playa y cena dónde hay menú infantil y trona, porque sino, válgame Dios, es un martirio chino. He descubierto que lo que hace realmente especial un lugar, no está escrito en ninguna guía y que por muchas estrellas michellin que le puedas poner a un sitio, tu corazón está, donde tú eres.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a me he convertido en todo el mundo

  1. Bienvenida. Te esperábamos. Ya verás qué bien se está aquí.

  2. Anónimo dijo:

    yo también, no te preocupes 😉

  3. La nena Malena dijo:

    Para mi, lo mejor de todo es que a pesar de convertirme en todo el mundo, mi rinconcito de rebeldía todavía me recuerda que el mundo es ella y ha logrado convertirme a mi. Bienvenida!!

  4. yademasmama dijo:

    Ay, me pasa lo mismo. Y lo qué disfruto con formar parte de la masa, porque me da igual, yo estoy con los míos. Un beso

  5. Yo por suerte, he sabido disfrutar de todo siempre, nunca he estado acostumbrada a grandes cosas y por eso, cdo alguien me dice que soy valiente al tener un tercer hijo, pienso q realmente no estoy renunciando a nada q merezca más la pena q ellos. Soy feliz con poco, y sobre todo, soy feliz sin demasiadas cosas materiales.

  6. La Mary dijo:

    Eres grande…

  7. Qué bonito post! 100% de acuerdo! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s