Vidas satélites para padres Jedi

Battle_of_EndorUna de las cosas con las que definitivamente no contabas antes de ser madre es con tu nueva galaxia social. Ahora te rodeas de padres y madres satélites más o menos comprometidos con su causa, que rodean la vida de tu hija. Eres un satélite, que se codea con otros satélites que, como tú, muchas veces preferiría estar en cualquier otro sitio, pero tiene que orbitar al rededor del bienestar de sus polluelos. Esa órbita te obliga a ir a cumpleaños de niños cuyos padres pertenecen a razas de seres humanos con los que antes sólo te cruzabas por la calle, padres y madres que orbitaban en planos ajenos a tu realidad, subidos a otros coches, otros trajes, otros modos de vida, a veces provenientes de galaxias muy muy lejanas… Padres y madres del parque, de la clase de música, del cole o de la urba. Padres con los que te descubres hablando a través de tus hijos, en plural y sin apartar los ojos de tu pequeña mientras pones voces, en plan: –Hola Cósima ¿que tal estás?, habéis llegado hace mucho?. A lo que la madre de Cósima responde: –Estamos muy bien, ¿veeeerdad?, hemos merendado y mira, por fin han limpiado el arenero. Padres de hijos, que recorren todo el catálogo de tipología humana en miniatura, desde los pseudospicopatillas a las almas de Dios, pasando por autistas, sabios, místicos o terroristas fundamentalistas, pequeños seres a los que tienes que sonreír y hablar como si tuvieras  tarta de fresa en la boca, conteniendo lo que te gustaría decirles de verdad en no pocas ocasiones, cuando empujan a tu hijo o le hacen el vacío con extrema crueldad. En honor a la verdad, en esos parques  has conocido también adultos encantadores que ahora son grandes amigos no de mi hija, sino, míos, satélites afines que no hubieras conocido de otra forma; pero el día a día de la galaxia de tu hija, Señorías, suele ser inconmensurable: padres encantadores con hijos terroristas, padres neo-nazis con hijos encantadores, padres ni fu ni fa con hijos adorables,  abuelas con incontinencia verbal con niños abandonados a su suerte, acróbatas temerarios con cuidadoras enganchadas a dispositivos móviles, niños del escuadrón de la muerte con madres jipis que parlotean con la teta fuera, padres Ronaldiño con hijos aficionados al pelotazo de reglamento y madres taladro que te perforan la oreja mientras sus hijos te piden asilo político con la mirada. El parque es la guerra de las galaxias, sí señor, yo hay días que llego como si acabara de bajarme de la estrella de la muerte, pero, Señorías eso no es nada. Todo esta experiencia cósmica alcanza su cumbre en los llamados Eventos para niños. ¿Alguna vez habéis visto algo peor que exponer a los pequeños a que se arranquen como rapiñas gominolas transgénicas y gafas de plástico chino bajo la tiranía de una piñata de Disney?, ¿hay algo comparable a verles luchar por un puñado de sugus, ultra colocados por la sobredosis de glucosa de la tarta con velitas que acaban de soplar, (todos menos el niño del cumpleaños)?. O, peor…  ¿alguna vez habéis ido a una firma de libros de Peppa Pig?, ¿Un parque de bolas?, ¿Un animador de fiestas en forma de payaso del terror?. Creo que si los niños realmente pudieran elegir lo que para ellos es un planazo, creo que si no nos obsesionáramos con la socialización temprana de nuestros hijos, con hacerles histéricamente felices o compensar nuestras carencias de tiempo, todos incluyendo al tipo que iba dentro de Peppa Pig, todos, todos, acabaríamos infinitamente menos estresados y más satisfechos disfrutando de nuestras galaxias personales, al fin y al cabo, los niños lo único que quieren, es estar con un Skywalker lo más feliz posible ¿no?

…En fin amigos…¡Que la fuerza nos acompañe… A todos.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en CONSEJOS para no acabar flotando en una piscina, CRIANZA MAMÍFERA. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vidas satélites para padres Jedi

  1. MinenaMalena dijo:

    Ja ja ja ja querida, que metafora mas estupenda!!!! Comparto, comparto y comparto esta maravilla que tenías ideada en la cabeza!!!
    Este jueves tengo uno de esos cumpleaños y como dijo el gran maestro Yoda, al abrir la puerta, pensaré: Dificil mi misión lo es, pero imposible no!!! Y me acordaré de ti, y del que este dentro de Peppa Pig!!!
    Besos del otro lado del espejo querida!!

  2. mamífera dijo:

    ¡gracias reina!! y que la suerte te acompañe…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s