El verdadero reto de la crianza

GRAN FOTO DOS peqEl reto no es que tu hijo llegue a ser astronauta, presidente de los EEUU, couch de Mindfulness o  medianamente feliz, no, el reto de verdad es no divorciarse. Se lo pueden preguntar a la primera madre con la que se crucen por la calle, elijan a cualquiera, esa misma que empuja el carrito como si transportara 7 kilos de escombro o a ese padre que se va pisando las ojeras en el metro, todos confesarán lo mismo, es un padre/madre admirable, le quiero y todo eso, pero no le aguanto. Yo no sé como nos aguantamos. Frío o calor, Buda o Cristo, fútbol o baloncesto, público o concertado, Montessori o Waldorf, Baleares o Canarias, tu suegra o mi madre, homeópata o antibiótico, Adeslas o Sanitas, carne o pescado, piano o guitarra, no, mejor violonchelo o arpa, literas o consecutivas, bibe o teta, playa o montaña, centro o suburbio, cuna o colecho, chocolate o fruta, tele o parque, abrigo o chaqueta, Beatles o Stones… todo, señorías es discutible hasta el infinito y más allá y claro, como nos va la vida en ellos, el salón puede acabar convertido en  pista de boxeo permanente. Animados por el público invisible de los unos y los otros, los padres de ella y de él, los amigotes y las amiguísimas, que tan bien parecían llevarse en la boda y que ahora opinan sin parar, el derbi papá-mamá está servido las 24h, como la MTV. Bajo la aparente estampa de tranquilidad,tres grados de diferencia en la temperatura ambiente puede acabar con la paz de una deliciosa tarde de domingo, las permanentes corrientes que agitan esa discusión sempiterna que se repite ciclicamente (toda pareja tiene la suya), suelen acabar con el ya clásico: –Ok, como siempre se hará lo que tu quieras o si tienes ganas de discutir, discutimos eh… y adiós día del señor. Y no es culpa de los hijos, nooooo, criaturitas inocentes y agotadoras a partes iguales…. no, el problema surge al rededor  del terreno personal. Ese precioso espacio que solía ser para uno y en el que ahora acampan libremente tus hijos sus legos y las princesas Disney. Ir a la farmacia y parar a ojear inocentemente en el Vips el Vogue, el Marca o la última novela de Murakami, puede ser toda un juerga de la que luego tendrás que dar cuentas a tu pareja y viceversa, porque esta pescadilla se muerde la cola todo el día y aunque aprendamos a convivir con ella, siempre hay mar de fondo. Observo con terror y sin ápice de sorpresa, como una tras otra van cayendo las parejas con niños pequeños de mis alrededores y cruzo los dedos. Hoy, a pocas horas de cumplir tropecientos años junto al padre de mis hijos, reconozco que cada día que pasa es un milagro. Le veo y le admiro porque a pesar de las burradas que le suelto día sí, día también, sigue conmigo. Y me miro sorprendida en el espejo de la mujer que siempre dije que no sería tragándome las frescas que me suelta una tras otra como si fueran moras. Y no lo hago por los niños, lo hago porque lo siento. Siento amor por él. El cansancio y el miedo, las hormonas de punta, la soledad y el terreno desconocido que pisamos cada mañana no son el mejor lugar para edificar ninguna relación y aún así, a trompicones, vamos andando el camino que hacemos. No hay nada tan imperfecto como ser padres. No hay terreno más resbaladizo para una pareja, y aún así sigo apostando por nosotros, porque  no se si es una heroicidad, (nadie dijo que sería fácil), pero desde luego lo nuestro es todo menos aburrido. Feliz aniversario Amor, eres un padre maravilloso, un hombre admirable, mi compañero en todo esto. Repetiría cada minuto que he vivido contigo desde aquella noche en Sanse. Serás el hombre de mi vida hasta el infinito y más allá, pero haz el favor de volver a ponerle a la niña la chaquetita por favor, no vaya a coger frío.

  25 de septiembre 2015,  amor mío todo llega

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El verdadero reto de la crianza

  1. Estela dijo:

    Gracias por este post. Lo has descrito tan bien, tan real….Que me siento menos sola en mi crisis secreta. . Aguantemos el temporal. No pensar en divorciarse es un reto. Me gusta recordar esa frase de Tagore :”La montaña permanece inmutable aunque parezca vencida por la niebla”. Espero que así sea.

  2. Montse Robelo dijo:

    Me encanta…que bien describes la situación de todos los padres…que la hemos vivido.. no puedo cantar vitoria pero mis hijos han crecido y ahora tienen 19 y 22…y te aseguro que igual de increible por dificil me resultó aguantar la adolescencia de los dos (mi niña con un TOC), sumado a las enfermedades de los abuelos pero he sobrevivido y cada dia doy gracias por la suerte que he tenido con Angelillo, la persona que ha compartido cada momento…desde hacer ya muchos años…y a pesar de los miles de momentos de tensión que hemos vivido….le sigo queriendo infinito …y me digo cada día…¡que suerte he tenido!!!

  3. qué grande! creo que con cada post te digo lo mismo pero es que…menudo post. A mi no me salieron las palabras cuando quise escribirlo, quizás el próximo año. Qué dificil es a veces verdaaaad? Un abrazo 🙂

  4. Clap, clap, clap. Me pongo de pie para aplaudir este post.

    Al fin alguien se atreve a decir lo que en realidad es, algo que parece contradictorio, eso que desde afuera se señala con el dedo “ahhh pero tan bien que se llevaban, miren ahora como discuten”… y sí, muchas veces es a causa de ellos, nuestros hijos, pero no implica que nos amemos menos ni los amemos menos a ellos. Quiere decir que amar y criar es una batalla que vale la pena dar, preferentemente juntos.

    ¡Gracias por ponerlo en tan bellas palabras!

  5. Julián Bozzo dijo:

    Muy bonito y sensible. Gracias!

  6. parquedeatracciones dijo:

    Después de leerlo me quedo como boba mirando la pantalla del ordenador pensando y reflexionando sobre todo lo que he leído, solo puedo decir gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s