El primer paso es hablar con él.

bebe-pisa-chuecoEso me dijo mi homeópata  cuando le dije que en la SS me habían dicho que le bebé esta bajito de percentil y que había que poner ojo a eso de que  no gateaba ni se había lanzado a caminar.
–Habla con él –me dijo mi homeópata, mientras yo me laceraba con la culpa, sí la de siempre, la maldita culpa, no me culpen por favor –esto suele pasarle –añadió– a los niños que han estado en la UCI neonatos, ya sabes, que han tenido un aterrizaje forzoso al llegar, y lo que suele suceder, es que perciben el mundo como lugar poco acogedor. El choque es tan grande, que pierden la confianza en la vida, así que habla con él. –Toma ya, espera que me repongo–. Encima, como has empezado hace poco a trabajar, los bebés construyen su confianza al rededor de la mamá y cuando te vas, el mundo se agujerea de nuevo y caen en esa angustia que atravesaron cuando os separaron al nacer; Querida, no hiperventiles, aunque no es grave, a veces los niños tienen hasta que volver a nacer.

–Volver a nacer –digo yo. Sí, pero empieza por hablar, verás que es mágico, luego iremos a eso, hay hasta rituales de cerrada para cerrar ceremonias inconclusas como nacimientos, partos, es muy reparador. Y por supuesto nada de lacerarse, volver a trabajar es responsable y tú además te has tomado hasta los 15 meses para estar con él, eres una privilegiada y él lo sabrá, en cuanto se lo cuentes.
Y eso hice. Me tumbé en la cama, después del baño y mientras le daba un masajito, mirándole hasta el final de esos ojos abiertos al mundo, empecé a contarle lo importante que es que mamá trabaje, lo bonito que es, de hecho para él, porque gracias a eso tenemos una casa preciosa y ropita y cole para su hermana y vacaciones en la playa. Lo bien que le cuida su abuela, porque mamá no le dejaría con cualquiera, y que sobre todo y ante todo que MAMÁ ESTÁ SIEMPRE CON ÉL, AUNQUE NO ESTÉ. Porque lo cierto es que estoy en todo momento, por dentro, conectada con él (y por supuesto pidiendo que me manden fotos por whatsapp hasta las 4 que llego a casa). NO es fácil la adaptación de los niños a este mundo cuando pasan estas cosas, pero hablar, Señorías, hace milagros. Llevo dos semanas hablando con él, explicándole cada cosa, no he vuelto a irme sin despedirme para evitar que llore y no he dejado de contarle lo maravilloso que es vivir. Que se puede confiar en la vida, que el sol sale todos los días y que siempre voy a estar para ayudarle, acompañarle y sostener su confianza. Hemos hablado de amaneceres y de olas de seis metros, de auroras boreales y estrellas fugaces y de que no hay nada tan maravilloso como caminar descalzo por el milagro de lo cotidiano Y, señorías, ha funcionado, ayer el niño dio sus primeros pasos del sofá al banco de salón y luego, para rematar la jugada paso toda la tarde gateando. Quizá sea todo un poco desordenado, pero está sucediendo en un orden perfecto. Está comiendo, está entendiendo y ha empezado a caminar en dirección a sus sueños, haciendo eses, como todos. Yo no le cojo de la mano, sólo le sostengo con mis palabras, con mi ánimo y mi presencia constante, porque incluso cuando no estoy, sigo estando. Y la que está renaciendo, desandando lo andado y aprendiendo a poner un pie detrás de otro, soy, definitivamente yo.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en CRIANZA MAMÍFERA. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El primer paso es hablar con él.

  1. maria jose bernal dijo:

    El amor sostiene, anima, alienta, sujeta y , a veces, da alas. Tú destilas amor y tus hijos lo saben

  2. Maria P dijo:

    Voy a empezar a hablar con el mío pequeño. Ahora que te leo creo que me lo está pidiendo. Gracias

  3. Georgina dijo:

    Qué palabras…. me has sacado una lagrimilla!
    Aprovecho para preguntarte sobre irte sin despedirte… yo soy incapaz porque sé que es un drama. No trabajo y sólo me voy a veces, si la dejo con alguien de confianza unas horas. Cómo lo haces? Es que yo creo que es más duro incluso para ella saber que mamá se va.
    Un saludo!

  4. Alejandra E Quintero dijo:

    Me parecio maravilloso este post gracias por compartirlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s