Post-Navidades & Happy New Sorority year

girlpower-1080x690Las navidades tal y como las vivimos aquí en España son una suerte de bucle del que parece que nunca vas a conseguir salir, eso que se llama el Never ending Christmas, pero con Los peces en el río de fondo. Es un fenómeno casi paranormal, como cuando te subes en una montaña rusa y, pese a que vas disfrutando como loca con los brazos extendidos y la sonrisa desfigurada, casi fuera de tu cara, no paras de repetir hacia dentro ¡¿pero cuando —- se para estooooo?!
Estas han sido las primeras Navidades conscientes de la niña, que ya tiene 4 y pico. Dada mi naturaleza complicada, y teniendo en cuenta que soy una de esas hipermadres que trata de convertir una tarde con su hija en una experiencia inolvidable, para compensar las ausencias derivadas de la vida laboral y urbana de una madre, pues, tiendo a desfondarme en Navidades, hasta el punto de necesitar otras vacaciones extra, para recuperarnos, de los caballitos de Serrano, las bajadas a la Plaza mayor, el circo de Hielo, los reyes frenéticos, la tensión terrorista, las tres pelis de Disney de turno, las chocolatadas con churros, el afther our de niños y bebés en el que acababa cada celebración, el dolor de tripa, la resaca de polvorón y la necesidad absoluta de tener un ratito aunque sea pequeño para una misma. Pero, quien lo duda, la navidad con toda su frenética actividad, es maravillosa, Señorías, porque nos permite valorizar la vida rutinaria. Qué bonito es que vuelvan a dormir as u hora, a comer tortilla francesa y a aburrirse de hacer lo de todos los días. Qué bonito (¿verdad mamis?), volver al cole y a ballet y a ver una serie mientras se duermen todos después del baño, a su hora. Pero no seamos injustos, esa expresión coleccionable de tu hija, cuando frente el árbol atiborrado de regalos, grita eso de ¡”Mamaaaaaaa han venido los reyes, no te lo vas a creer!!!!, es un revulsivo natural que te pone en paz con los esfuerzos extra de la maternidad. Me quejo mucho de las Navidades, pero es una bendición vivirlas buscando la última muñeca Disney de tienda en tienda, sin pisar urgencias, médicos o comisarías. Al final es una pechada de amor y tensión familiar una mezcla difícil de ordenar, pero vamos que nos nos aburrimos y al menos el mundo se baja por un ratito a la altura de los niños, que no es poco, dada su naturaleza adultocentrista. Mi día favorito de la Navidades, –después de  la noche de reyes–, es el día que inauguramos el año. El día de los propósitos en blanco, porque nos da la oportunidad de reiniciar, refrescar y rehacernos. Es mucho más laico y luminoso, de hecho suele amanecer con el aspecto brillante y almidonado de una camisa nueva. Este año, presiento –como cada Enero– que van a ocurrir grandes cosas, le digo a mi pequeña Jota,”vamos a ser felices, porque lo hemos decidido y vamos ayudarnos entre nosotras para que así sea”. Esto se lo digo, mientras ella vuela por la casa con el delantal de cocina, a la espalda, ahora convertido en capa. ¿Quien eres?; le pregunto: Soy la súper héroa chica. Así que, Señorías estamos de celebración, celebramos el fin de las navidades, el principio de un año que nos ha sido regalado para que hagamos algo mejor con él. Una camisa nueva para vestir las ganas que tenemos de vivir más relajadamente en un nuevo escenario recién estrenado que no nos lo pone fácil, pero no deja de ser un reto. El nuevo escenario es la incertidumbre y el nuevo súper poder, la capacidad de adaptación.  Nos adaptamos a las navidades, igual que nos adaptamos a la cuesta de Enero y ése, es el nuevo súper poder, saber que lo único seguro son los cambios y que los podemos afrontar con el delantal/capa. Que hay que agradecer todo lo que tenemos en lugar de quejarnos de lo que nos falta. Y ese es el punto de partida ideal para SEGIR CON LA LUCHA. Porque que da mucho por conseguir, por un mundo mejor y más justo especialmente con nosotras las mujeres, madres, hijas, chicas, licenciadas, jefas, empleadas, artistas, abuelas, maestras, coleccionistas, supervivientas, princesas, embajadoras, luchadoras de sumo y compañeras del metal. Aún queda mucho por conseguir y no sólo en el tercer mundo, aquí también, parece que sí, pero NO y eso lo hace todavía más difícil. Pero nuestro poder sigue estando en nosotras, las respuestas las tienen las propias mujeres. En lugar de pisarnos la manguera, expresión tremendamente masculina que pone de manifisesto que seguimos viviendo en un mundo de hombres al que nos tenemos que adaptar, propongo, iniciar el Primer Año Internacional de la Sororidad http://www.adforum.com/creative-work/ad/player/34540152/doctor/amcv, porque ser una chica, sigue siendo una condición maravillosa, un orgullo y un súper poder, que, como dijo Spdiderman: Todo gran poder supone una gran responsabilidad.

Va por ustedes, Señoras.

Acerca de motherland mamífera

Virginia Mosquera Nació en Madrid en 1974. Graduada en CC de la Información, cursó un postgrado de tres años en la Escuela de letras, además de los seminarios “Story” y “TV Series” by Robert McKee. Escritora. Creativa. Guionista. Percusionista y recientemente, madre de dos hijos. En la actualidad trabaja como directora creativa en una agencia de publicidad. A veces, en la ventana, toca el ukelele.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Post-Navidades & Happy New Sorority year

  1. Martina dijo:

    Muy interesante esta nueva noticia de EL MUNDO con una relación de cuentos infantiles especificamente orientados a que los niños se duerman. Super útil para padres, pedagogos, PTs, psicólogos infantiles. etc.
    Copiar el enlace en el navegador:
    http://www.elmundo.es/sapos-y-princesas/2017/01/14/587a8e98ca474190638b4592.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s